El pasado fin de semana llegó a las salas de cine Capitana Marvel, la nueva entrega del UCM que muestra el origen de la que han llamado la superheroína más poderosa de Marvel.

¿Cumple con las expectativas?

¿Era la heroína que necesitábamos?

Creo que, en ambos casos, la respuesta es negativa. Capitana Marvel es una película competente y quizá esa es su mayor fortaleza y debilidad. Si bien no está a la par de otras películas de Marvel, como Guardianes de la Galaxia o Thor: Raganarok, tampoco es una cinta a la que se le pueda reclamar mucho fuera de su falta de ambición: con un poco más de cuidado en el guion y  la producción, esta película habría sido una adición decente al amplio catálogo de Marvel. Sin embargo, se siente más como una película que debía llenar el espacio antes de Endgame.

Es cierto que las películas de superhéroes siguen una fórmula preestablecida, pero esta película no ofrece mucho a los espectadores para que no se fijen en esta cuestión. Visualmente, podría tratarse de cualquier otro blockbuster, pues los entornos son más bien grises y carentes de personalidad, a diferencia de Guardianes de la Galaxia en donde el universo colorido y saturado inundaba la pantalla y nos invitaba a querer saber más de aquel mundo.

Hay personajes que a primera vista son muy interesantes, como la propia Capitana (Brie Larson), María Rambeau (Lashana Lynch) y el villano Talos (Ben Mendelsohn), pero ninguno de ellos tiene un desarrollo importante a lo largo de la historia. La única excepción es Samuel L. Jackson –cuyo personaje ya está consolidado en el universo de Marvel, el actor es el centro de atención en todas sus escenas y hay buena química entre su personaje y el de Larson: sus interacciones son amenas, cómicas y, ciertamente, de los mejores aspectos de la película.

En cuanto al humor, la película tiene buenos momentos de comedia, pero cae en el error de abusar de varios de ellos: a ratos es abundante y parece ser un elemento central, pero hay partes en las que se quiere adoptar un tono más serio. Esto provoca que la película se sienta mitad buddy cop, mitad épica de superhéroes.

Como conclusión, podemos decir que Capitana Marvel tenía todos los elementos necesarios para convertirse en una magnífica película, en el estandarte de la nueva etapa de Marvel tras Avengers Endgame, pero queda relegada a una película anecdótica que poco agrega a la mitología del UCM.

Lo bueno: la química entre Brie Larson y Samuel L. Jackson y el hecho indudable de que el mensaje hacia niños y niñas que brinda es poderoso y actual.

Lo malo: El guion descuidado, las coreografías de pelea acartonadas y los agujeros de continuidad que deja la inclusión de ciertos elementos del universo que Marvel ya había construido.

Para finalizar, en GaspachoArtcomo buenos fans de los comics– lanzamos un reto para celebrar el estreno de la película, nuestra reseña está ilustrada con las imágenes que nuestro equipo realizó.

Tosé Buenabad y Ulises Manzano

Si quieres contar con nosotros en alguno tus proyectos, no dudes en escribirnos, prometemos contestar.

14 + 14 =

¡APOYA A GASPACHOART!

En GaspachoArt, vivimos apasionados por el dibujo y por eso lo hemos convertido en nuestro estilo de vida.
Nos encanta hacer nuestro trabajo bien. Y para eso hace falta infraestructura y tiempo. Y eso vale dinero. Bastante dinero.En GaspachoArt buscamos inspirar a la gente para hacer grandes cosas que sirvan para cambiar su mundo y el de los demás y gracias a ti cada día nos levantamos con ganas de seguir. Si nadie viera nuestro trabajo nada tendría sentido. Así que muchas gracias por el apoyo todo este tiempo.Si decides apoyar el proyecto habrás dado un paso más. Gracias a ti harás GaspachoArt crezca mucho más rápido y consigamos luchar contra la maquinaria de dinero que tienen esos gurús que les da igual si funciona porque lo que les importa es solo el dinero.

Frik-in es la herramienta para mantenerte al tanto de todo lo relativo a la cultura popular en la Ciudad de México y Toluca. Cultura asiática, videojuegos, cómics, ciencia ficción y fantasía.